Despúes de varios años de haber sido un campo abandonado, La Estancia La Huella, no solo  produce fardos de alfalfa certificados de Buenas Prácticas Agrícolas; también en La Huella, se ha regenerado gran parte del ecosistema de la zona bajo riego del Rio Colorado al oeste pampiano.

La Huella se ha convertido en hogar de paso o permanente, de varias especies de la zona.  Además de contar con la grata compañía de miles de abejas mieleras,  que alegran la estancia.

Nuestro compromiso, es con la vida.