Por cuarto año consecutivo, INCO Patagonia, le sigue apostando a la producción de calidad y sostenible en Argentina, obtuvo la certificación de Buenas Prácticas Agrícolas 2020-2021.

¿Qué es la certificación? ¿Para qué sirve? Son preguntas que a menudo amigos y clientes nos hacen.   Ante todo, la Certificación es un ejercicio de disciplina, constancia y organización de una empresa.   Es un documento emitido periódicamente por una agencia avalada por SENASA, en el caso de Argentina, en el cual se autentican una serie de prácticas, llamadas Buenas Prácticas, en nuestro caso, Agrícolas por ser una empresa agropecuaria que produce fardos tradicionales de alfalfa (20-22kilos).

Las Buenas Prácticas Agrícolas están contenidas en un protocolo privado, en dónde la agencia auditora, observa, pregunta y finalmente certifica, que la empresa cumpla con todos los estándares de producción limpia.  Esto es, que utilice semillas fiscalizadas e insumos permitidos; que identifique fuentes de contaminación y riesgo de plagas, para posteriormente hacer un plan manejo integral; que tenga un plan de manejo de residuos sólidos o peligrosos para el caso de fitosanitarios; que haga mantenimiento adecuado y periódico a la maquinaria y a las herramientas de trabajo.

La certificadora, también observa que, al interior del establecimiento, en el campo, se cumplan con las disposiciones del régimen de trabajo, seguridad y sanitarias para los empleados rurales:  registros de capacitaciones de los trabajadores, implementos y ropa de trabajo, espacios adecuados para descanso, entre otros.

De esta forma la certificación de BPA se constituye en una bandera de sostenibilidad; es el resultado final, de doce meses de trabajo en equipo, de seguimiento a todos los procesos de producción, de control y mejoramiento de las variables que intervienen y que garantizan, una producción de calidad y que genera valor agregado al producto final, al cliente y la región.

Finalmente, una producción certificada de alfalfa en la zona bajo riego significa un alimento seguro para el consumo animal: libre de malezas y agroquímicos tóxicos.

En tiempos de Cambio Climático, Pandemia y desafíos económicos, una certificación de BPA es un merecido reconocimiento al esfuerzo de una empresa local.   ¡Felicitaciones!

Inco Patagonia